Chicas

Así es Leo en el sexo

Conocer al hombre eeuu

Los Leo son un signo zodiacal de fuego, por lo que su personalidad cautiva a quien lo conoce. Son hombres muy atractivos físicamente, aunque no tengan un cuerpo atlético ni rasgos perfectos, pues conquistan con su conversación, seguridad e inteligencia. A los hombres Leo les sobran mujeres interesadas en él y le encanta sentirse deseado, pero no significa que se enamore de cualquier persona. En una relación son generosos, apasionados y demuestran su amor con nuevas experiencias y placeres para compartir. Les encanta dar regalos y llenar con detalles a su pareja. A los hombres Leo les atraen las mujeres honestas y directas, con temperamento, independientes, con proyectos propios. Los Leo es uno de los mejores amantes del horóscopo, pues crean un vínculo con su pareja con mucha pasión e intimidad, el sexo para ellos prioritario para sentirse pleno y feliz.

El horóscopo y el sexo del hombre Leo

El hombre Leo es uno de los mujeriegos del zodiaco y necesita el sexo como el comer o el beber. Le gusta el drama, y cuando se mete en una noticia relación quiere conseguir y hacer cosas que nadie pueda olvidar. Tiene un libido desproporcionado y no le gusta obedecer las reglas. Si decides albergar una relación con este hombre, entonces sé comprometida y leal. A el hombre Leo no le gustan los retos y trucos misteriosos. Así que intenta ser honesta con él. Quiere ser el mejor amante y esto puede provocar que su pareja a veces pueda sentirse la parte lesser de la relación. No le gustan mucho los preliminares, y va espontáneo a lo importante.

Leo es un excelente líder aunque en ocasiones puede ser algo infantil

En todo caso recuerda antes de carencia tener muy presente lo que hemos dicho en Cómo conquistar a un Le o. Con los Leo feed que trabajarse bien los preliminares. Les gusta dirigir la operación e gravar su voluntad, de lo contrario su líbido se viene abajo y pierde interés.

¿Cómo es Leo en la cama?

Denial lo puede evitar. Le gusta anatomía el centro de atención. Es su talón de Aquiles. Como buen gato, le encanta acercarse a su botín sigilosamente antes de atacar definitivamente. Ya hemos quedado en que es el rey de la selva, y resulta que el de la cama, todavía. Deja que lleve la iniciativa y que guíe tus pasos, al aparte de entrada.

635636637638639640641642643