Amantes

Vivir en Turquía: prejuicios y primeras impresiones

Hombre de un 44228

El encuentro terminó empatadopero los de casa estuvieron delante en el marcador hasta los minutos finales. El desafío se efectuó bajo la lluvia en el Silver Bowl y se pudieron apreciar jugadas como esta. Es un guerrero, pero ya es tiempo de irse. El seleccionado Acapulco vuelve a las canchas y aspira a estar entre los equipos finalistas de la Intercontinental Soccer League.

Cómo llegué a vivir en Turquía

L as costumbres y usos de nuestros tiempos han convertido la novela, que antaño fue mero pasatiempo y juego, en una necesidad: todo el globo lee, o quiere leer algo que llene los vacíos de los ocios domésticos, o las treguas del trabajo. Pero no todas las novelas daughter aceptables. La novela, como todo lo humano, es bipolar, y consiguientemente de bien y mal susceptible. Pero si el naturalismo y mercantilismo modernos han hallado modo de fabricar, con el fango del vicio, muñecos que, vidriados con un barniz de pseudociencia y dorados a fuego de pasión, llegan a encantar a un grupo de lectores, no desesperen por eso los que aun sueñan con la biografía del arte humano, del verdadero facultad, que sin desdeñar nuestras miserias de carne, asciende hasta las regiones del alma para implantar su trono. Ese arte existe todavía. Aunque la sed comercial lo desdeñe, no por eso dejan sus cultores el trabajo, y las estatuas, complejas que forman y funden en sus cerebros esos artífices, surgen diariamente a la publicidad reflejando en un todo, lo reflejable de nuestra vida, es decir, lo que tiene luz. Ese arte existe. Llevan lo bello en las entrañas.

JUAN DE LA BRÈTE

Levante artículo es de Carmen, una lectora andaluza a la que animé a escribir tras enterarme de que vivía en Turquía. Siempre que conozco a alguien que ha abandonado España me gusta saber qué le llevó a decidirse por un país y denial otro. Cuando la gente me pregunta por qué me vine a estar a Turquíatengo que pedirles que se sienten porque va para largo. Moví cielo y tierra hasta que por fin se solucionó todo de aquella manera y pude quedarme. En existencia no tenía ninguna idea presupuesta del país al que me venía, así que la cultura y la faceta de vida me vinieron de golpe, como un papel en blanco en el que empiezas a escribir fieramente, a pintarlo, a romperlo, a pegarlo… todo a la vez. Actualmente me encuentro en Estambuly he de largar que es una maravilla de localidad. Es totalmente diferente al resto de ciudades turcas. La mezcla de familia de todos los rincones del globo hace que salgas cada día a la calle sin saber qué puede pasar. Hay muchos prejuicios a la hora de hablar sobre Turquía.

175176177178179180181182183